REUS, España, July 10, 2018 /PRNewswire/ —

Un estudio publicado recientemente en The Journal of Nutrition analizó el efecto del consumo de nueces en la salud intestinal (flora intestinal). Los resultados mostraron que la ingesta de nueces (42 g/día) tiene un efecto positivo sobre la flora intestinal al aumentar las bacterias beneficiosas, lo que contribuye a mejorar la salud digestiva[1].

     (Logo: https://mma.prnewswire.com/media/716522/INC_International_Nut_and_Dried_Fruit_Council_Logo.jpg )

     (Photo: https://mma.prnewswire.com/media/716523/INC_International_Nut_and_Dried_Fruit_Council_Intestinal_Health.jpg )

El consumo de almendras también se ha asociado con una mejor salud intestinal (42 g/día). Debido a su contenido en ácidos grasos insaturados, el consumo de almendras puede causar cambios en los microbios presentes en el tracto gastrointestinal humano. Se ha observado que las grasas «buenas» (ácidos grasos insaturados) tienen propiedades antimicrobianas que pueden ayudar a reducir la adhesión microbiana a la mucosa intestinal[2] .

También se ha demostrado que el consumo de ciruelas pasas puede ayudar a aumentar las bifidobacterias. Esto se debe posiblemente al contenido en fibra de las ciruelas pasas, junto con otros nutrientes (sorbitol o compuestos fenólicos[3]).

El tracto gastrointestinal humano contiene una de las comunidades microbianas más densamente pobladas, con aproximadamente 1.014 microorganismos, principalmente bacterias. Las comunidades microbianas contribuyen al beneficio de la salud a través de diversas funciones, incluidas las propiedades probióticas que pueden regular la composición de la flora intestinal.[4]

Sobre el Consejo Internacional de Frutos Secos  

El Consejo Internacional de Frutos Secos (INC) está formado por más de 800 empresas de la industria de los frutos secos y frutas deshidratadas de más de 70 países. El INC es la organización internacional líder en salud, nutrición, estadísticas, seguridad alimentaria y normas y reglamentos internacionales sobre frutos secos y frutas deshidratadas.

  1. Holscher, H. D., Guetterman, H. M., Swanson, K. S., An, R., Matthan, N. R., Lichtenstein, A. H., & Baer, D. J. (2018). Walnut consumption alters the gastrointestinal microbiota, microbially derived secondary bile acids, and health markers in healthy adults: a randomized controlled trial. The Journal of nutrition, 148(6), 861-867.
  2. Holscher, H. D., Taylor, A. M., Swanson, K. S., Novotny, J. A., & Baer, D. J. (2018). Almond consumption and processing affects the composition of the gastrointestinal microbiota of healthy adult men and women: a randomized controlled trial. Nutrients, 10(2), 126.
  3. Lever, E., Scott, S. M., Louis, P., Emery, P. W., & Whelan, K. (2018). The effect of prunes on stool output, gut transit time and gastrointestinal microbiota: a randomised controlled trial. Clinical Nutrition.
  4. Bamberger, C., Rossmeier, A., Lechner, K., Wu, L., Waldmann, E., Fischer, S., & Parhofer, K. G. (2018). A Walnut-Enriched Diet Affects Gut Microbiome in Healthy Caucasian Subjects: A Randomized, Controlled Trial. Nutrients, 10(2), 244.